jueves, 22 de marzo de 2018

Ruta 200. Ruta por las cascadas del Embalse del Aguascebas.


Área Recreativa del Embalse del Aguascebas – Collado Caracho -  cruce de la vía pecuaria del camino de las Cumbres - Sendero al Cortijo de la Escalera (Vichetes en alpina) – Pino de la Cruz de Colín – Piedras Blancas – Raso de las Cuevecillas – Collado del Alto del Roble de los Balazos – Cortijo de la Escalera – Piedra Nativa – Puntal del Filo de la Bandera – Morra de Pinos Negros – Peña Rubia – Tiná del Ctj. De la Canaleja (Tía Eufemía en alpina) – Cortijo de la Canaleja – Sendero de la Osera – Mirador del Rebosadero – Paso del Aguardentero o Garita la Montesa – Mirador de la Osera -  Sendero a la Cascada de la Osera - Túneles de conducción de agua – Cascada del rebosadero – Jorro de la escombrera – Camino de la Fresnedilla – Cascada de Chorrogil – A.R. del embalse del Aguascebas.


17 km – 550 m.d.+.a. – 21/03/2017


De camino al Embalse del Aguascebas, en la Curva del Tambor, una toma de la Cascada de la Palomera.



Esperando al grupo nos acercamos al rebosadero, el embalse está al 100 % y merece la pena ver el espectáculo.




Después de unas semanas de inactividad por las lluvias, nos juntamos en el área recreativa del embalse del Aguascebas un nutrido grupo de aficionados a la montaña. Subimos por la JH-7155 (Transversal de las Villas) hasta el Collado Caracho donde enlazamos con la vía pecuaria del camino de las Cumbres, de aquí parte un sendero que llega hasta el Cortijo de la Escalera (Ctj. De los Vilchetes en el mapa “ALPINA”).

 
A mitad de camino parada junto al Pino de la Cruz de Colín, un pino marcado con una cruz que alberga una curiosa historia. Juan José Frías nos refresca el episodio y parte del grupo que no conocía la historia se queda sorprendido. 

"A comienzos del siglo XX, en el paraje de Poyo Llano, a los pies de La Morra (de 1.527 metros de altitud) existían dos cortijos contiguos. Uno al borde del Poyo, donde vivía Justa la Fumaora y su marido. Otro muy cercano, el Cortijo del Tío Facundo o Cortijo de Colín. En esta época de duros trabajos en el campo y prolongadas ausencias debido al pastoreo, el marido de “la Fumaora” tenía la mala costumbre de “dormir”, a veces con su señora y a veces con la de Colín.
El marido mancillado, Colín, harto de habladurías y con la certeza de la infidelidad, se presentó en el cortijo de “la Fumaora” armado con su escopeta, dispuesto a zanjar, para siempre, esta situación. El marido de Justa se encontraba arreglando el tejado, que era de teja-vana.
Colín le espetó: “Arréglalas bien, que serán las ultimas que hagas en tu vida”.
“Al menos déjame que me baje”, respondió el marido de Justa. Le pidió, como última voluntad, que al menos muriese sobre la tierra, no sobre el tejado. Descolgándose rápidamente por el lado contrario del tejado, se introdujo en su casa, tomó su escopeta y mató por la ventana al consentidor.
Lo cargó entonces sobre un mulo y se fue a Villacarrillo a entregarse a la Guardia Civil y contar lo sucedido. Tomó un camino muy transitado entonces, una vía pecuaria denominada Camino de la Cumbre, que desde el valle del Guadalquivir ascendía a las cimas de la Sierra de las Villas. Al poco de iniciar su camino, cansada la bestia y aturdido por el suceso, paró a hacer un descanso y el muerto se le cayó en un punto. Con el remordimiento del suceso, frente a la Morra, talló una cruz en un pino negro, donde dejó el cuerpo. Hoy este paraje es conocido como La Cruz de Colín.
Un pastor del cercano Cortijo de la Escalera, Juan Punzano, de 81 años, me relató este hecho y me acompañó a indicarme el lugar donde fue tallada la cruz y también para repasarla, pues desde hace más de cien años que sucedió, nadie había tocado la cruz."

 ::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::




Seguimos ascenso por el sendero desbrozado y a nuestra derecha se escuchan herramientas de operarios de infoca limpiando el monte. Pasamos por Piedras Blancas, el Raso de las Cuevecilla y la falda del Alto del Roble de los Balazos, para salir de frente al Cortijo del Raso (Ctj. De los Vilchetes en el mapa “ALPINA”).


 Cortijo de la Escalera o de Juan Punzano

Aquí giramos a la derecha hasta Piedra Nativa y sus miradores naturales que muestran sus aplomados cortados, barrancos profundos y el curso del Aguascebas Chico.
 




Cresteamos la “raspa” y se suceden los balcones, a veces seguros y otras más expuestos, de los distintos picos. De Piedra Nativa al Puntal del Filo de la Escalera, de este al Morro de Pinos Negros y para terminar el pico de Peña Rubia, con vistas a Navazalto, La Osera, los senderos que conforman el barranco y el destellante río de alborotadas aguas ente umbrías de pinos y madroños, con el tapíz de olivos hasta donde se pierde la vista.












Peña Rubia y sus vistas


De Peña Rubia nos descolgamos por la ladera más próxima a la Parada de Baco hasta llegar a la era y "tiná de la Eufemia" o del Cortijo de la Canaleja. Un sendero perdido nos baja hasta la pista y de esta hasta la carretera.

Camino de la Tiná de la Eufemia



Regresamos hasta el cruce donde parte el Sendero de la Osera, muy embarrado hasta el mirador del rebosadero, y en mejor estado por la parte señalizada con vallas de madera. Pasamos por el tranco o Paso del Aguardentero (Garita la Montesa en mapa “ALPINA”), un descenso por escalones descarnados por los arroyaderos del agua nos deja junto a una caseta (Nº 5) de los túneles de conducción de agua, hoy en día abandonados.  



  




Peor está este tramo de escalones que bajan junto al tubo de agua, más viejo y anterior a los túneles, y que te dejan en el collado donde parten los distintos caminos del sendero circular de la Osera. En esta explanada se hace la ruta circular mismamente dicha, a la derecha (muy embarrado en su tramo final) baja hasta el puente que cruza el Aguascebas Chico por debajo de la cascada, cruzando el puente y siguiendo el sendero se completa el circulo que sube por la pista forestal hasta el collado.





 
A la izquierda haríamos la ruta en el sentido recomendado y de frente nos acerca la Mirador de la Osera con vistas al Barranco de la Osera, si quieres tener mejores vistas de la cascada hay que ir hacia el puntalillo de rocas a la derecha del mirador.






Foto 360º
__________________
 

Regresamos hasta la caseta nº 5 y nos metemos por el túnel para realizar el regreso por un lugar diferente, las linternas y los móviles ayudan en la oscura galería, salimos y al poco el número 4, luego el 3 y al salir de la caseta nº 2 nos encontramos frente a nosotros la estrepitosa y abundante cascada del rebosadero. Es impresionante el ruido y espray que desprende el agua al romper conta las rocas, fotos, videos y a seguir.






Al llegar a la caseta nº 1 tomamos una vereda que sube por la ladera del vertedero de detritus de la cantera de la construcción de la presa, fe del uso de esta rampa son los railes de las vagonetas que usaban en las tareas de acopio de material. Antes, cuando apenas había senderistas, cuando era difícil encontrar un excursionista en la zona, pasábamos el túnel último y junto a la presa subía una escalera hasta la carretera, pero hace un par de años pusieron un cartel de prohibido el paso y en la carretera una valla de una altura considerable, por lo tanto, o subes el jorro empinado del vertedero de rocas o te das la vuelta hasta enlazar de nuevo con el camino.





Una vez en el área recreativa comemos y como la tarde ha mejorado la temperatura, el sol nos anima a bajar hasta la Cascada de Chorrogil, lo hacemos por la Pista de la Fresnedilla y es un trayecto de 5 km, ida y vuelta.




Hielo en la umbría de la cascada


Noguera del Cortijo de Justa la "Fumaora"

Nos gusta ver la sierra manando agua, nos gusta oír el ruido de las cascadas, de los saltos, el fluir sereno en los remansos, nos gusta la naturaleza, nos gusta respetarla y nos gusta volver. Volveremos. 

 Rebosadero

 Cascada de la Palomera
 
Cascada de la Osera
  
Cascada del Rebosadero

 Cascada de Chorrogil